Integra SEO y SEM, para mejorar el posicionamiento de los contenidos

29 junio 2016
SEO y SEM para el posicionamiento de los contenidos.

La voz de una marca, hoy y en los próximos años, resuena en la web. Con el regreso al primer plano del marketing de contenidos, la competencia ya no es sólo la calidad de un texto, sino también su posicionamiento en la jerarquía de los motores de búsqueda. Es aquí donde entran en juego dos famosas siglas del marketing digital: SEO y SEM, actividades distintas, pero complementarias, esenciales para poner en valor las inversiones y creatividad de los contenidos.

En esta entrada del blog te acompañamos por una panorámica que permita entender los beneficios de una estrategia integrada de SEO y SEM.

SEO y SEM: los puntos de contacto

Las actividades de SEO (search engine optimization) tienen por objeto obtener la detección, análisis y lectura de un contenido web por parte de los motores de búsqueda, con el objetivo de mejorar o preservar una buena posición.

SEM (search engine marketing) incluye todas las actividades destinadas a generar tráfico cualificado hacia un determinado sitio web o hacia un contenido específico, a través de una o varias palabras clave. Sin reducirlo a la creación de campañas de AdWords, SEM puede definirse como la campana de vidrio que sabe contener en su interior las actividades de SEA (search engine advertising), SMO (social media optimization) y SEO.

El motor de búsqueda es el primer punto de contacto entre SEO y SEM, el terreno de juego compartido. Las dos actividades centran sus estrategias en el mismo objetivo: dar visibilidad a los contenidos digitales en las SERP (search engine results page).

Las palabras clave son las contraseñas, auténticos centros de gravedad que empujan unos hacia otros a los navegantes y a los contenidos online. Tanto para las actividades de SEM como para las de SEO, la búsqueda de palabras clave relevantes y coherentes es de fundamental importancia para optimizar la creatividad y las inversiones.

Tanto SEO como SEM son actividades que requieren una atenta programación, gracias a un plan editorial razonado que fije las fechas y la sucesión de las publicaciones, permitiendo a las marcas planificar el trabajo y dando a los usuarios una visión de conjunto: el plan editorial da vida a una narración, presentada entrega tras entrega, capaz de desarrollar un discurso con su propio público.

SEO y SEM, para dar credibilidad y visibilidad a los contenidos

Beneficios de posicionamiento, inmediatos y de largo alcance. Esa es la finalidad a la que apunta la integración de SEO y SEM, un doble impulso capaz de poner en valor el potencial y los resultados de ambas.

Por un lado, la credibilidad y la fiabilidad de los contenidos a los ojos de los motores de búsqueda, por otro, la exposición de las publicaciones realizadas. Las actividades de SEO se orientan a largo plazo, el conjunto de las actividades de SEM a corto plazo, invirtiendo recursos en lo inmediato.

La optimización de los contenidos en los motores de búsqueda es un proceso largo, con variables que pueden llevar a tener que revisar todo lo que se ha hecho. Los cambios de enfoque de Google representan los ejemplos más significativos de este trabajo sujeto a variaciones y cambios de perspectiva. La última variación tuvo lugar cuando el coloso de Mountain View decidió pasar de un enfoque cuantitativo a uno cualitativo en el análisis de una página web: la optimización realizada previamente para un contenido ha resultado así contraproducente; del mismo modo, algunas palabras clave han perdido su relevancia. ¿El resultado? Un descenso en los resultados de búsqueda.

Una vez que les han quitado la alfombra bajo los pies, las marcas han tenido que (re)optimizar una ingente masa de contenidos, en relación con cada una de las caras del gran dado de la comunicación online: páginas del sitio, entradas de blog o el catálogo de un e-commerce.

Un ojo sobre los motores de búsqueda el otro en los lectores. Ésa es la función del SEO, que busca poner en valor todos los contenidos online, tanto los actualmente en curso, como los de fechas pasadas, como las próximas etapas del calendario editorial.

Si el SEO busca la credibilidad a ojos de los motores de búsqueda, el SEM quiere dar a los contenidos la máxima exposición una vez publicados, generando y renovando el tráfico a las páginas de una marca. Ese es el punto de intersección entre SEO y SEM: crear un canal preferente, accesible e inmediatamente disponible, por el cual hacer pasar el tráfico de los usuarios.

Y esa es la razón de que una estrategia integrada de SEO y SEM represente el ABC del marketing digital: para obtener resultados hay que ser necesariamente creíbles y populares al mismo tiempo.

Este artículo ha sido escrito por

Andrea Serventi

Andrea Serventi

Editor

Nací en 1986 en Milán, donde me gradué en literatura moderna y empecé a escribir sobre infinidad de temas para los periódicos online, las revistas y los noticieros de televisión. Convertido al marketing y al mundo digital, soy editor de contenido de MailUp: leo, escucho, tomo notas y escribo, para contar en qué consiste el email marketing y cómo conseguir que resulte estratégico.

Artículos relacionados