Entregabilidad: la guía que te explica cómo aumentar las posibilidades de entrega de tus envíos

06 octubre 2020Tiempo de lectura: 6 min.

El objetivo de tu estrategia de marketing por email debería ser la creación de un contenido perfecto para las personas inscritas en tu lista de direcciones y el guiar a quienes estén listos para la conversión hacia el llamado a la acción.

Pero, para llegar a este resultado, hay una serie de pasos intermedios que debes asegurarte de cumplir; también hay algunas métricas que merecen tu atención. La primera métrica fundamental es la denominada entregabilidad y se refiere a la capacidad de entregar mensajes de correo electrónico en la bandeja de entrada de los inscritos en una base de datos, evitando la casilla de Spam. 

Llegar a la bandeja de entrada principal de tus contactos, es algo que no puede darse por descontado: los caminos que llevan a la carpeta de Spam son infinitos y están llenos de insidias. Un reciente estudio de Return Path señala que una cuarta parte de los email enviados no llegan a la bandeja de entrada

¿Cómo evitar que tu estrategia de marketing por email naufrague en los escollos del correo no deseado? Tomando una serie de precauciones gracias a las cuales tus envíos serán tan seguros como el mar en verano. 

Para ayudarte en esta tarea, MailUp ha preparado una guía dedicado enteramente al tema. A lo largo de los capítulos, aprenderás a optimizar tus campañas de email y a aumentar el número de envíos que llegan a buen puerto. 

La base de datos: la calidad es mejor que la cantidad. 

Los mensajes terminan en la carpeta de Spam por decisión de los ISP (Internet Service Providers), que tienen la tarea de clasificar el correo entrante, separando los mensajes importantes del correo no deseado. ¿Tus contactos abren siempre tus email y hacen clic en los enlaces? ¿O borran inexorablemente todas las comunicaciones que les envías? 

Este comportamiento proporciona a los ISP un feedback fundamental. Para tener la seguridad de dar una señal positiva, debes estar completamente alineado con tu base de datos. Por esa razón, en este capítulo se habla de la importancia de crear una lista de contactos de calidad. 

Encontrarás consejos prácticos para la construcción de base de datos y adquirir los contactos de forma correcta, verás cómo plantearte los formularios de registro y cómo gestionar a los inscritos en tus listas de la mejor manera.

El mensaje: tu tarjeta de visita 

El 41 % de los consumidores considera que la coherencia y la consistencia son los valores fundamentales de una marca: en este capítulo se explica cómo garantizar la coherencia entre email, sitio web y página de aterrizaje, a nivel comunicativo y visual. Usar plantillas es una buena manera de uniformar tus comunicaciones y asegurarte de que tus email se relacionen inmediatamente con el nombre de tu empresa. Descubre las mejores prácticas para el desarrollo visual de la coherencia de tu marca.

Pero, además de los consejos de diseño de email, debes conocer también las reglas para dar a tus mensajes la estructura ideal. Aquí encuentras indicaciones sobre la estructura modular y adaptativa, particularmente  eficaz con respecto a otras soluciones, sobre la disposición de los contenidos, el esquema de lectura y los layout más eficaces, sobre cómo escribir el asunto del email de forma que lleve a conversiones, sobre cómo usar llamados a la acción a prueba de balas y sobre cómo personalizar el pie de página de tus email.

La infraestructura: un envío de origen controlado

La reputación del remitente (sender reputation) es uno de los factores a los que más importancia dan los ISP en sus valoraciones. Para evitar ser considerado un spammer, usa una infraestructura de envío certificada e IP de calidad, y alinea todos los dominios del mensaje en uno solo: te será de gran ayuda para mejorar tu entregabilidad. 

En este capítulo se explica cuáles son los protocolos de identificación de los email más seguros y cómo funcionan.

Que no te pille por sorpresa cuando tu empresa quiera implementar los nuevos sistemas de certificación del remitente: aquí se habla del método de certificación BIMI, Brand Indicators for Message Identification (Indicadores de marca para identificación de Mensajes), que hacen aparecer el logotipo de tu marca al lado del nombre del remitente visualizado en la bandeja de entrada de los distintos proveedores de correo.

Las estadísticas: cada rastro, una sugerencia

Uno de los puntos fuertes del canal email es que puede monitorizarse en todo momento. Quien hace marketing por email tiene a disposición estadísticas detalladas y datos sobre el comportamiento de los usuarios que indican lo que funciona y lo que no. Es importante saber aprovechar esta información y medir las métricas adecuadas.

En este capítulo se distingue entre KPI on-mail (aperturas, clics, bajas, rebotes, que miden las interacciones del usuario con el mensaje) y KPI off-mail  (tráfico en el sitio web, recibo promedio, índice de conversión, que permiten el seguimiento de todo lo que tiene una continuación en otros contextos).

Es también muy importante el tema del engagement, que ofrece un cuadro completo sobre la participación de una base de datos con respecto a los mensajes que recibe. Monitorizarlo a nivel de campaña y de estrategia te revela si tus contenidos atraen la participación de tu público o si debes cambiar de táctica.

La integrabilidad: comunicar y hacer crecer la relación

Segmentar tu base de datos es un punto crucial en toda estrategia de marketing por email. Te permite enviar contenidos específicos para distintos tipos de audiencias y personalizar tus comunicaciones

Por ello, las indicaciones que se recogen en este capítulo te resultarán muy útiles para dar valor a las características personales de cada contacto de tu lista de direcciones y entregar mensajes en línea con los intereses y hábitos de compra de cada tipo de usuario. 

Tras haber recogido los datos sobre los usuarios en tu base de datos, usa los filtros para segmentar tu lista de contactos y descomponerla en grupos. Descubre cómo crear reglas de segmentación con la máxima precisión, configurar subconjuntos o grupos en tus listas de contactos, diversificar tus campañas en función de las características más significativas de lo que vendes o quieres promover. 

Y, por último, la automatización del marketing: ¿qué motivaciones impulsan a las marcas a adoptar sistemas de envío automáticos? ¿Cómo sacar partido de la automatización si tienes una e-commerce? Aquí encuentras las respuestas a estas preguntas y algunos ejemplos de los flujos de trabajo más comunes y eficaces.

Este artículo ha sido escrito por

Valentina Pacitti

Valentina Pacitti

Redactora

Redactora y traductora desde 2012, encargada del blog de Semrush desde 2015. Las palabras son mi medio de comunicación, leo y escribo mucho. Me encanta conocer bien las palabras, así puedo elegir las más adecuadas para contar cada historia. Simple, clara y firme: esta es la escritura que prefiero. Estoy más desconectada que online, pero puedes contactarme a través de mi perfil personal en cada red social, para compartir ideas y proyectos.

Artículos relacionados