La digitalización de las Pymes: el escenario actual

11 mayo 2021Tiempo de lectura: 4 min.

La pandemia ha trastornado por completo los equilibrios de las pequeñas y medianas empresas y les ha traído la urgencia de desembarcar en el mundo digital para poder sobrevivir. Hoy, a más de un año de distancia ¿en qué punto estamos del proceso de digitalización? Vamos a tratar de descubrirlo.

Volvemos a hablar de Pymes y digitalización, un tema que en este último año ha atraído más de una vez nuestra atención y la de muchos clientes de MailUp que se han unido a nosotros en el último año para encontrar ayuda en el proceso de desembarcar en el mundo digital. 

En este mismo blog hemos hablado ya de cómo la pandemia ha hecho de la entrada en el universo digital una decisión urgente y necesaria para asegurar una reactivación a infinidad de pequeñas y medianas empresas que hasta hace poco no estaban familiarizadas con las estrategias, instrumentos y canales de comunicación digitales. 

Hoy queremos hacer un repaso de la situación actual, para entender cuál es el estado de digitalización de las pequeñas y medianas empresas y si se puede hablar de una efectiva reactivación después del Covid. 

El estado de digitalización de las Pymes 

La digitalización de las empresas inmediatamente después de la pandemia

Una mejora con respecto a los años precedentes y una disposición a dar una respuesta positiva, si bien todavía insuficiente para garantizar bases sólidas para la supervivencia de la nueva normalidad: son estas las dos principales consideraciones que reflejan los distintos estudios sobre el estado de digitalización de las empresas en los primeros meses post-Covid. 

Según el PMI Digital Index 2020 de GoDaddy, efectuado el pasado mes de julio sobre una muestra de 4000 pequeñas y medianas empresas, el grado de digitalización agregado se sitúa en una puntuación de 56/100, dos puntos por encima de 2019. Las mejoras se han visto sobre todo en lo que se refiere a la calidad de la presencia online, que ha crecido de un 45 % a un 56%, y a las acciones de visibilidad digital implementadas por las empresas, cuyo crecimiento alcanza un porcentaje de diez puntos. 

Si observamos también los diversos estudios de MailUp, no han faltado en modo alguno acciones digitales de las empresas, desde el envío de SMS para comunicar información acerca de la situación de emergencia al envío masivo de mensajes de e-mail con tema Covid y entregabilidad a sus suscritos: algunos clientes en el período del primer confinamiento han llegado a quintuplicar sus envíos, signo de una necesidad muy presente de aprovechar los instrumentos digitales a disposición. 

Así pues, según estos datos, la respuesta de las empresas a los desastrosos impactos de la pandemia se ha hecho notar, señal de que las empresas son conscientes de la necesidad de revisar sus objetivos y prioridades y de modificar sus estrategias hacia un acercamiento al mundo digital. Pero…. ¿han resultado suficientes estas estrategias de reactivación tras el Covid y los recursos digitales implementados?

Según el índice Desi 2020 (Digital Economy and Society Index) se percibe una mejora general en todos los estados europeos, si bien los países que mostraban importantes lagunas en el proceso de digitalización siguen teniendo todavía mucho terreno por recuperar desde este punto de vista. El ejemplo italiano puede ser representativo: pese a la respuestas positivas de las empresas, Italia confirma un mayor retraso en el campo digital, con un puesto vigesimosexto alejado de lo que podría considerarse positivo. 

Desi Index 2020

Las Pymes y la digitalización a un año del Covid

A casi un año de distancia, el escenario de la nueva normalidad post-Covid sigue demostrando que la digitalización es ya un imperativo urgente. Afortunadamente, también los gobiernos -Europa incluida- están empezando a ver claramente esta prioridad: el programa europeo Digital Europe 2021-2027 ha previsto nuevos fondos para favorecer la transformación digital de las empresas y financiar la integración de nuevas tecnologías e instrumentos digitales. Entre las financiaciones incluidas están también los recursos para desarrollar tiendas electrónicas y aumentar el propio sitio web, instrumentos que, durante la pandemia se han distinguido como algunos de los principales aliados para la supervivencia, así como dos de los aspectos en que las Pymes resultan todavía muy débiles. 

A día de hoy, el crecimiento exponencial de plataformas como Woocommerce y Shopify permite entender que las empresas tratan de protegerse por todos los medios y están entendiendo que se trata de un escenario irreversible. La reciente noticia de la expansión a nuevos mercados de la colaboración entre Shopify y Pinterest no deja espacio a ningún tipo de excusas: las empresas tendrán a disposición una herramienta todavía más directa y una ayuda concreta para llegar a nuevos segmentos de público y hacer una eficaz publicidad de su tienda online. 

Es decir: no faltan financiamientos ni instrumentos para facilitar la entrada de las Pymes en la digitalización: lo que las empresas deben añadir es la intención de cambiar su mentalidad y la voluntad de recurrir a todos los aliados a disposición para dar el salto definitivo. 

Según el Estudio sobre la Digitalización de las Empresas en 2021 de Innovation People, el 83 % de las pequeñas y medianas empresas declara haber acelerado y estar invirtiendo gran parte de su presupuesto en la implementación de nuevas estrategias digitales. Los canales más utilizados para este objetivo han sido principalmente las Redes Sociales (en un 77 %) y el marketing por e-mail (en un 68 %).

Más del 80 % de las empresas son además muy conscientes de la importancia de crear una estrategia omnicanal personalizada para satisfacer al usuario en un mercado cada vez más competitivo y para alcanzar ese objetivo casi el 50 % afirma querer empezar a utilizar una plataforma de Automatización del Marketing para que sus estrategias digitales sean eficientes. 

Conclusiones 

En las empresas existe una conciencia de la importancia de la digitalización. No faltan ayudas financieras para acceder a este universo. Y mucho menos faltan plataformas y servicios de formación y de asistencia para concretar este paso. Con estas premisas, las previsiones de futuro solo pueden ser optimistas. 

Casi once mil clientes han elegido ya los recursos y la experiencia de MailUp como ayuda para avanzar en este proceso de digitalización, ¿a qué esperas? ¡Solicita asesoramiento gratuito sin compromiso y comienza a probar el potencial de la plataforma!

Este artículo ha sido escrito por

Paola Bergamini

Paola Bergamini

Nací en 1993 en Como y pasé las fronteras de la provincia para estudiar en Milán, donde me gradué en filosofía siguiendo mis pasiones personales. Desde siempre me fascina el mundo de la comunicación digital, amo escribir y enriquecerme leyendo. Como Content Editor de MailUp, intento estar siempre actualizada sobre temas de email y digital marketing para comunicar tendencias, teorías y herramientas.

Artículos relacionados