Cómo optimizar las imágenes de tu sitio web para hacerlo más rápido y con mejor rendimiento

16 noviembre 2021Tiempo de lectura: 6 min.

Si vas a lanzar tu sitio web personal, o quieres mejorar las prestaciones de un sitio ya existente, recuerda siempre que optimizar las imágenes es una clave importante para obtener un mejor posicionamiento y elevarlo hasta las primeras posiciones.

Cuando se trabaja en un sitio web, a menudo se tiende a poner toda la atención en la creación de contenidos, en los textos optimizados, en la elección de las fotos y de los colores a usar y otras pequeñas soluciones estilísticas, de modo que el sitio esté más en línea con tus gustos y productos. 

Lo que a menudo se deja de hacer, o que no se sabe que también es muy importante, es dedicar la misma atención a optimizar las imágenes del sitio. 

Qué significa optimizar las imágenes

Por optimización de las imágenes, explicado en pocas palabras y de forma simple y directa, se entiende la compresión de las mismas para hacerlas menos pesadas, de modo que no incidan negativamente en la velocidad y prestaciones de tu sitio web. 

Lo que muchos no saben es que la calidad y el peso de la imagen que se carga en el sitio incide directamente en la velocidad y prestaciones del sitio y, por consiguiente, en el posicionamiento web en los motores de búsqueda. 

Cuando ya has hecho todo lo que estaba en tu mano para aumentar la calidad de tus contenidos y palabras clave, y no hay problemas técnicos en el sitio web y en los ajustes del index, lo que podría marcar la diferencia para ascender a las primeras posiciones en los portales de búsqueda es, seguramente, hacer un trabajo de optimización de las imágenes. 

Peso, resolución y dimensiones: cuáles son los ideales para las imágenes web

El peso ideal de las imágenes web se identifica en líneas generales como 200-300 kb; la resolución ideal, a su vez, es de 72 dpi (aproximadamente el 70 % por ciento) y las medidas ideales consideran un máximo de 1200 píxeles para el lado largo (las medidas y resoluciones mayores se aconsejan principalmente para la impresión, pero se adaptan mal a los contextos web). 

Reducir el peso de las imágenes y su resolución y adecuar la imagen al formato de la página, es por tanto esencial para optimizar las prestaciones de un sitio web. 

Cómo se optimizan las imágenes de un sitio web 

Si no eres un experto en composición gráfica, y de Photoshop no has oído ni hablar, qué decir de usarlo, no temas: hay muchísimas herramientas y sitios gratuitos donde puedes optimizar las imágenes de tu sitio de forma simple e intuitiva, sin perder la calidad de las imágenes. Pero si sabes arreglártelas por tu cuenta, optimizar imágenes para la web con Photoshop es ciertamente la opción más válida. 

En estos sitios y herramientas, de hecho, están ya configurados los valores generales para tener una imagen optimizada. Esto significa que se establecen valores estándar para tener una imagen comprimida en cuanto a peso y medidas conforme a los cánones de la web, sin quitar nada a la calidad de la imagen. Obviamente, mucho depende de la imagen que cargues tú para empezar. Está claro que si utilizas una imagen granulada desde un principio, difícilmente se podrá tener una alta calidad después de la compresión. 

Algunos de estos sitios, con funciones de optimización de imágenes gratuitas o de pago según las necesidades, son, por ejemplo: Comprimilo, Optimizilla, Kraken, TinyPNG y  CompressJpeg. Como siempre, la web está en continua evolución y estos sitios, especialmente los gratuitos, cambian continuamente. Bastará, sin embargo, una simple búsqueda en la web con palabras clave para encontrar los mejores sitios del momento donde poder optimizar gratuitamente tus imágenes. 

Además, si tu sitio está construido con la plataforma WordPress, podrías recurrir también a otra vía alternativa: puedes optimizar las imágenes de WordPress mediante complementos. Los complementos, o plugin, no son otra cosa que programas suplementarios que ayudan a mejorar las funciones de otros programas; esto significa que te permiten añadir nuevas funciones al sitio sin necesariamente tener que añadir tú mismo líneas de código. 

Los más populares son: 

El papel de la SEO en la optimización de las imágenes

Si el peso y la calidad de las fotos son importantes en el proceso de optimización de las imágenes, igualmente lo es la SEO que se combina con ellos. SEO, de hecho, no son solo las palabras clave de los textos de tu sitio web: son también los títulos y etiquetas con que se guarda la imagen antes de cargarla en el sitio. 

La SEO de una imagen incluye: 

  • el atributo alt o texto alternativo 
  • el atributo title o título de la imagen 
  • el pie de imagen
  • la descripción
  • la url o enlace 

Lo que es esencial es establecer bien el texto alternativo y el título. Cuanto mayor sea la precisión con que describes tu imagen, mejor la captarán los motores de búsqueda como contenido de calidad por las claves de búsqueda que la acompañan. Esto es importante sobre todo para los e-commerce, donde cada imagen de producto es una clave de búsqueda por sí sola.

Idealmente sería mejor hacer este trabajo de optimización de imágenes antes de cargar las fotos en el sitio web, guardándolas correctamente ya en las carpetas de tu computadora. Obviamente, si esto no es posible, siempre se puede volver a la galería de imágenes del sitio en un segundo momento y hacer este trabajo después. 

¿Te vienen a la mente todas las imágenes que has salvado con títulos como -Foto1 – Kkkkkkkkkjpg – Imagen_3 etc.?

Claro… ¡es el momento de optimizarlas!

Cómo optimizar las imágenes de un sitio en pocos y simples pasos

1. Comprime el tamaño de tus imágenes para aliviar el peso del sitio web 

Si quieres evitar que la presencia de imágenes demasiado grandes y pesadas repercuta negativamente en la velocidad de tu sitio web, elige uno de los sitios que te permiten optimizar gratuitamente tus imágenes de manera simple y rápida. Arriba te hemos sugerido algunos, pero puedes encontrar otros mediante una simple búsqueda en Google. 

Para los más expertos, Photoshop es ciertamente el método más profesional para personalizar lo más posible las imágenes que añadimos a nuestro sitio web. 

2. Da un nombre adecuado a tu archivo

Es algo por lo que hemos pasado todos (sí, también los que aparentan no haberlo hecho): guardar apresuradamente nuestros archivos de imágenes con nombres como pffffffff,  imagen_7, img568 etc., no es nunca una buena solución.

Tómate unos minutos más para encontrar un título eficaz y descriptivo para tu imagen. Si adoptas enseguida este procedimiento, te evitarás hacer el doble trabajo después. 

Atención a no recargar en exceso. No encajes a la fuerza toda una serie de palabras clave seguidas. El algoritmo podría penalizarte por acumular palabras clave en tu imagen. Siempre es mejor una solución equilibrada.

3. Elige un texto alternativo en línea con el título de tu imagen

Una vez elegido el titulo de la imagen, lo siguiente es añadir un texto alternativo apropiado. Junto al título de la imagen es, de hecho, el elemento más importante para indexarla y optimizarla. El texto alternativo tiene la finalidad de proporcionar detalles de la imagen como alternativa a los puramente visuales. 

Por tanto, deberás describir en palabras lo que se ve en la imagen. 

4. Introduce un pie de imagen y una descripción

Si bien no son tan esenciales como el título y el texto alternativo, el pie de imagen y la descripción son siempre elementos que pueden dar más relevancia a tu imagen cuando la optimizas. 

El pie de imagen es el texto que aparece en la página justo debajo o al lado de la imagen para reforzar el mensaje y su importancia.

La descripción sirve más a nivel interno de programación del sitio, para ordenar las imágenes y saber qué contienen. No tiene una particular importancia SEO. 

5. Guarda las imágenes y cárgalas en tu sitio web

Una vez preparada la imagen, comprimida y optimizada también en lo que se refiere al aspecto SEO, solo te queda guardarla en tu computadora y subirla después al sitio web que te interese. 

Conclusiones

Si bien a menudo son un elemento subestimado y considerado puramente estilístico, las imágenes son esenciales para aportar mejoras adicionales al rendimiento de tu sitio web y para dar el salto de calidad necesario para alcanzar lo más alto de los motores de búsqueda.

Optimizar las imágenes puede parecer un proceso largo y aburrido, que a menudo preferimos omitir pero, una vez que pillamos el punto, se convierte en un procedimiento simple y automático, que a largo plazo te permitirá mejorar las prestaciones de tu sitio haciéndolo más rápido y pertinente para las claves de búsqueda de los usuarios. 

¡Y no olvides que las mismas reglas de optimización (reducción del peso, introducción del texto alternativo, etc.) valen también para tus e-mail! ¡Descúbrelas todas en la Guía al diseño de mensajes de e-mail de MailUp! 

Este artículo ha sido escrito por

Tania Biral

Tania Biral

A partir de 2015 entré oficialmente al mundo del marketing digital, que conocí y comencé a amar durante mi Máster en San Francisco. Desde entonces he trabajado ITA / ENG bilingüe para ayudar a las marcas y a las personas a aprovechar las dinámicas y oportunidades en línea, para poder abrir nuevas puertas que antes eran desconocidas, en Italia y en el extranjero.

Artículos relacionados