NEWS

MailUp da la bienvenida oficial a Contactlab al grupo Growens

LEE LAS NOTICIAS

Guía práctica para la seguridad de tu sitio web

20 enero 2022Tiempo de lectura: 6 min.

Según un estudio realizado por Check Point Research, Italia ocupa el segundo lugar en Europa por el número de ataques de hackers. Por lo tanto, el problema de la ciberseguridad durante la navegación por la web es lo primero a lo que debes prestar atención al crear un sitio web. ¿Pero cómo proteger un sitio de manera eficaz? Veamos las diferentes operaciones que puedes realizar.

Un sitio seguro es un sitio protegido contra ataques de hackers. Se trata de un requisito que hoy en día es fundamental, dado que la mayoría de nuestras actividades diarias se realizan online: compramos, trabajamos, gestionamos turnos médicos, chateamos con amigos y mucho más. 

Por eso es importante que nuestros datos personales, contraseñas y números de tarjetas de crédito estén seguros, resguardados por un certificado de seguridad del sitio web y otras medidas preventivas que puedes tomar: hacer una copia de seguridad de tu sitio web, sea cual sea la herramienta que hayas utilizado para crearlo, comprobar periódicamente la seguridad del sitio, realizar copias de seguridad diarias, etc.

Entonces, analicemos en detalle cómo puedes evitar que los atacantes web se apoderen de tu sitio web y hagan un uso ilegal del mismo.

Navegación segura: un doble compromiso

Para navegar por Internet de forma segura, por un lado, es fundamental que los usuarios sepan distinguir un sitio seguro de uno potencialmente peligroso; por otro lado, es imperativo que los sitios legítimos ofrezcan fuertes medidas de seguridad para proteger los datos de sus clientes.

Cómo saber si un sitio es seguro

Los italianos ya han pasado la aduana para las compras online: levante la mano quien, en el último mes, no abrió Internet Explorer y compró al menos un producto o contrató un servicio. 

La imposibilidad de realizar compras físicas durante el período de confinamiento ha estimulado esta tendencia y, después de experimentar la comodidad de las compras online, muchos no quieren volver a las compras físicas. Lo que definitivamente convenció a los usuarios, además de la comodidad, también fue la facilidad y rapidez con la que es posible realizar una compra online.

Pero si bien simplificar las transacciones digitales ha beneficiado a los usuarios, por otro lado, también ha disminuido sus defensas: ¿cuántos verifican que un sitio web es realmente seguro antes de ingresar datos sensibles?

Métodos para verificar la confiabilidad de un sitio web

Antes de conectarte a un sitio, siempre debes asegurarte de su confiabilidad. 

Veamos cómo puedes hacerlo:

  • Revisa la configuración de seguridad de tu navegador.
  • Comprueba en la barra de navegación del navegador si el sitio implementa el protocolo seguro HTTPS (indicado por un icono de candado).
  • Confía en las advertencias de Google, que te alerta sobre sitios potencialmente peligrosos con advertencias de sitios no seguros o conexión insegura.
  • Verifica el nivel de seguridad de la URL con una herramienta como Google Safe Browsing.
  • Comprueba la legitimidad de la URL revisando cuidadosamente su dirección y verificando la eventual presencia de errores.
  • Presta atención a la presencia obvia de malware en el sitio: la aparición de ventanas emergentes y redireccionamientos inusuales son una señal clara.
  • Verifica online la reputación del sitio web.

Cuáles son los sitios más peligrosos

Internet puede ser un lugar riesgoso para cualquiera que no tome precauciones al navegar en línea, descargar contenido o realizar transacciones financieras.

Los sitios más peligrosos son aquellos que no protegen los datos de sus usuarios con el protocolo HTTPS, que salvaguarda la transmisión de datos entre el navegador y el sitio, y los protocolos de cifrado SSL/TLS (Secure Socket Layers/Transport Layer Security).

Phishing y sitios no seguros

Muchas estafas online comienzan con un correo electrónico que alerta al usuario sobre un problema o una posible amenaza que se puede evitar ingresando al sitio web indicado con sus datos personales. 

A primera vista, el correo electrónico parece legítimo: el remitente es conocido por el usuario (es su banco o un sitio web que conoce) y los gráficos, el logotipo y el contenido del mensaje parecen originales.

En realidad, este tipo de mensajes esconde un gran peligro: la dirección del remitente ha sido falsificada para engañar al destinatario y convencerlo de visitar un sitio no seguro para robar datos personales o descargar malware en su dispositivo.

Se trata del phishing, un método de piratería cada vez más común y sofisticado que se puede evitar analizando en profundidad la dirección de correo electrónico del remitente, que suele contener errores, y los enlaces indicados, que no conducen al sitio correcto y no implementan protocolos de seguridad. 

El usuario puede defenderse contra el phishing mediante el uso de métodos de autenticación de mensajes: el ISP verificará la dirección IP y el dominio del remitente, evitando que el spam o los correos electrónicos fraudulentos ingresen a la bandeja de entrada del usuario.

Cómo proteger un sitio web

Existen varias soluciones que puedes implementar para hacer que tu sitio web sea seguro. Las estrategias más efectivas son:

  • solicitar el certificado digital SSL/TLS a una autoridad de certificación;
  • elegir un proveedor con protección de firewall para bloquear inmediatamente cualquier amenaza;
  • instalar un antivirus eficaz;
  • actualizar siempre todo el software de tu sitio web (del lado del servidor y del lado del cliente), los plugins si tienes un sitio con WordPress, los sistemas operativos y, por supuesto, el antivirus;
  • realizar regularmente una verificación de seguridad de tu sitio web en busca de software obsoleto, malware y otros virus informáticos que estén intentando un ataque.

La importancia de la seguridad para un e-commerce

Las compras en línea están en aumento y también las amenazas para los usuarios, que están cada vez más expuestos a intentos de piratería y fraude. 

Para un sitio de e-commerce es fundamental implementar protocolos de seguridad y sistemas avanzados para la protección de los datos personales de los clientes. Está en juego la reputación de la marca, de la que dependen directamente las ventas de la tienda online y la fidelización de los clientes, sin olvidar las sanciones económicas en caso de robo de información sensible.

La confiabilidad de los sitios de e-commerce depende inevitablemente de la implementación de HTTPS, que es la única forma de proteger las transacciones comerciales de los clientes, evitando que los hackers roben sus datos bancarios o datos de tarjetas de crédito.

Además, todos los navegadores modernos, como Google Chrome, advierten al usuario que una página web no es segura si no está presente el protocolo HTTPS. Este es un elemento disuasorio muy efectivo porque la mayoría de las personas que ven esta advertencia abandonan el sitio. 

Protección de los datos personales de los clientes: creación de cuentas

Un e-commerce obtiene los datos personales del usuario desde el momento en que se crea la cuenta que le permite comprar en el sitio. Éstos son nombre, apellido, fecha de nacimiento, ciudad de residencia, etc… 

Estos datos deben almacenarse con total seguridad porque pueden ser robados por piratas informáticos con fines ilegales.

Al crear su cuenta, el usuario también debe ingresar su contraseña: este es otro momento delicado y potencialmente peligroso. La plataforma de e-commerce debe advertir al usuario de la importancia de crear contraseñas seguras, es decir, difíciles de identificar, quizás aleatorias, con al menos 13 caracteres y en uso en una sola plataforma.

Para fortalecer la protección de los datos de los usuarios, el e-commerce puede implementar la autenticación de dos factores, que utiliza Amazon, por ejemplo.

Safe data: la importancia de la copia de seguridad

Como hemos analizado, existen muchas precauciones que puedes tomar para proteger tu sitio web y a tus visitantes: implementar protocolos de seguridad, elegir hosting confiable, usar contraseñas seguras, entre otras cosas. 

Pero el paso más importante para asegurar tu sitio es hacer una copia de seguridad.

Copias de seguridad de archivos, copias de seguridad de base de datos, copias de seguridad de WordPress, copias de seguridad automáticas y manuales: intentaremos aclarar todo lo que rodea a este tipo de operaciones, empezando por su definición.

La copia de seguridad consiste en copiar archivos o bases de datos físicos o virtuales en una ubicación secundaria para proteger la información más importante de una empresa en caso de falla en un servidor, falla de hardware, desastre natural o ataques de hackers. 

El proceso de backup, manual o de otro tipo, es crucial para restaurar el sitio en caso de emergencia: si pierdes datos cruciales o tu sitio ha sido pirateado, solucionarás tus problemas rápidamente.

Solo se necesitan unos minutos para preparar el archivo de copia de seguridad y los beneficios son incalculables.

¿Qué datos necesitan copia de seguridad? Definitivamente las bases de datos críticas y aquellas relacionadas con las aplicaciones line-of-business, o aquellas que permiten a la empresa realizar sus actividades fundamentales.

En cuanto a la frecuencia, las mejores prácticas sugieren hacer una copia de seguridad completa de los datos al menos una vez a la semana, preferiblemente los fines de semana o fuera del horario comercial. 

Copia de seguridad de un sitio de WordPress

Si usas WordPress o cualquier otro sistema de administración de contenido (CMS), probablemente tengas complementos como temas y plugins instalados en tu sitio. Se trata de elementos útiles pero también potencialmente problemáticos: cada vez que instalas un nuevo complemento introduces un elemento en tu sitio que puede no funcionar bien con el resto del ecosistema del sitio.

Antes de activar un nuevo plugin o realizar un cambio significativo en tu sitio, es importante crear una copia de seguridad del sitio de WordPress.

De esta forma, si hay problemas de incompatibilidad de los nuevos elementos con los ya presentes en tu sitio, podrás restaurar el sitio de WordPress desde la copia de seguridad y recuperar la versión anterior sin ninguna consecuencia.

Este método te permite proteger tu sitio incluso durante las actualizaciones de plugins o temas.

Conclusiones

“Asegura tu sitio web” es uno de los consejos más repetidos online: las precauciones nunca son suficientes porque las técnicas de piratería evolucionan rápidamente. 

Si tienes un negocio, asegúrate de proteger totalmente los datos de tus clientes y de las transacciones que realizan en tu sitio web implementando protocolos seguros y fomentando el uso de contraseñas eficaces al momento de crear sus cuentas.

Este artículo ha sido escrito por

Valentina Pacitti

Valentina Pacitti

Redactora y traductora desde 2012, encargada del blog de Semrush desde 2015. Las palabras son mi medio de comunicación, leo y escribo mucho. Me encanta conocer bien las palabras, así puedo elegir las más adecuadas para contar cada historia. Simple, clara y firme: esta es la escritura que prefiero. Estoy más desconectada que online, pero puedes contactarme a través de mi perfil personal en cada red social, para compartir ideas y proyectos.

Artículos relacionados